Todos lo somos alguna vez

-Vayan tranquilos, yo los espero aquí. -¿Seguro? -Seguro. Pa’ qué vamos a ir los tres, ni que fuera un cargamento. Mi viejo iba a abrir la boca para protestar. Imagino que de su boca saldría algo al estilo de te vas a quedar aquí solo con este calor, o encerrado cual perrito o algo así.…

Uno en un millón

Me esperaba a Amílcar Rivero. Quien encontré fue a Luis Gerónimo Abreu. Cuando me había llamado, se oía tan nervioso y tan empeñado en ocultarlo que estaba segura que era más feo que un carro por debajo. Así que cuando entré al local y vi que el único tipo que estaba sentado solo era, bueno,…

De lejos, aquí al lado

La emoción que sentía al ver sus textos era sólo comparable al absoluto pánico que tenía de sus propios sentimientos. Hola, leyó. Hola :), contestó. Estaré en tu ciudad la semana que viene. Pausa. ¿La semana que viene? Antes que se pudiera controlar, empezó a buscar una lista de excusas para liberarse de la responsabilidad…

Detrás de la puerta

Clic. El sonido fue lejano, casi tímido. Lo suficiente para ignorar. Si no se hubiera repetido casi de inmediato. Con un hermanito que lo acompañara. Clic-clic. La pareja fue suficiente para hacerme subir la cabeza. No había sido mi imaginación, ni era el sofá en el que estaba sentado. Cuando sonó una tercera vez --clic…

“Tenemos que decirte algo”

La sorpresa en su cara cuando entraron y me vieron sentado esperándolos no me causó la satisfacción que esperaba. Me decía que creían que yo no sabía, que lo que vendrían a decirme sería noticia. Me sentí, por la enésima vez en mi vida, subestimado. Mi furia subió un grado. Mi garganta se secó y…

La única opción

El consultorio. Presente. Franklin estaba, por decir lo menos, inquieto. No había forma en que encontrara una posición cómoda. Pero tampoco hallaba cómo iba a estar cómodo aquí. La mujer que estaba sentada directamente enfrente suyo, contemporánea con él, con su muestra de botox en la cara y una "pechonalidad" que por llevarla ella no…

Ella: al día siguiente (y III)

Lunes, 15 de octubre de 2007: 9:00 am.Día libre de clases. Estoy metido en la casa. Es impelable meterse al Messenger. Aunque hayan tres personas. Entro, y en efecto, hay tres personas. No, espérate: hay cuatro. Miguel acaba de meterse. 9:10 amSxymike dice: Q pasó bichiiiitooooo?9:12 amBobby dice:Aquí, viejito todo fino.Todo tipo normal.9:14 amSxymike dice:Normal???…

Ella: la búsqueda (II)

Dame cinco minutos, lindo, sí?Dependiendo de qué clase de persona seas, esas primeras tres palabras o te dan aliento o te desesperan. ¿Yo? Yo creo que deberían ser las peores palabras que un hombre puede escuchar, sólo superadas por Tenemos que hablar. Ningún hombre debería ser sometido a semejante tortura.Pero hombres al fin, jamás aprendemos.Esas…

Ella: la invitación (I)

NOTA: Está escrito en primera persona, pero no es una experiencia propia. ES una mezcla de varias, más algunas que me han contado, ante las cuales he sacudido mi cabeza en incredulidad. Pero bueno...OTRA NOTA: Esta historia debe tomarse como lo que es: algo ligero, humorístico y sin mala intención.OTRA NOTA MÁS: Cualquiera que se…